Acerca del Choibo

También conocidos como marimonda del Magdalena, mono negro, mono araña café y Ateles hybridus.

Distribución en Colombia

En Colombia, los Choibos se encuentran actualmente en los bosques del Magdalena Medio y en la frontera con Venezuela. 

Su hábitat ha disminuido drásticamente con el paso de los años. La deforestación, la cacería y el tráfico ilegal han hecho que se clasifiquen como en Peligro Crítico de extinción por la IUCN. 

¿Por qué cuidarlos?

Los Choibos tienen un papel crucial en el ecosistema como dispersores de semillas. Su dieta, compuesta principalmente por frutas, incluye una gran variedad de especies vegetales. Al consumir y dispersar las semillas, contribuyen a la regeneración del bosque y la diversidad genética de las plantas. Además, son una especie sombrilla, lo que significa que su presencia indica un ecosistema forestal saludable. 

¿Cómo podemos cuidarlos?

Cuidarlos requiere un esfuerzo conjunto por parte de gobiernos, organizaciones no gubernamentales y comunidades locales. Algunas medidas importantes incluyen:

  • Proteger y restaurar sus hábitats.  
  • Combatir la caza furtiva. 
  • Apoyar la investigación.
  • Involucrar a las comunidades locales. 

¿Cómo se ven?

Los Choibos son unos de los primates más grandes de Centro y Sur América. Tienen unos característicos brazos largos y delgados, tienen un parche de pelo blanco en forma triangular en la frente y cola prensil para moverse entre los árboles. Tienen 4 dedos en cada mano, es decir que carecen del dedo pulgar. Suelen medir entre 45 y 50 cm, sus colas miden entre 74 y 81 cm. Pueden pesar entre 7,5 y 10,5 kg.

¿Cómo viven?

Tienen grupos de entre 4 y 6 Choibos, pero a veces se juntan y forman grupos grandes de hasta 30. Su estructura social se parece mucho a la nuestra, la de los humanos. Normalmente, todos los miembros de cada grupo tienen parentesco entre ellos.

Los machos suelen pasar más tiempo entre ellos, no suele ocurrir que los machos de un mismo grupo se peleen entre ellos. Sin embargo, las interacciones entre grupos diferentes son bastante hostiles, con los machos defendiendo sus territorios y atacando a otros para expandirse.

Entre ellos se comunican a través de vocalizaciones que incluyen llamados de larga distancia, de alarma y de juego, entre otros. 

¿Qué comen?

Su alimentación se compone de frutos, hojas y flores, a veces incluso madera. Cumplen un papel muy importante como reforestadores de los bosques que habitan, se encargan de dispersar semillas de frutas. 

¡Ayúdanos a conservarlos!

Apoya iniciativas que protejan y restauren sus hábitats, denuncia la caza y apoya la investigación.